Contacto
  • Buscador
  • < Volver al listado

    1ª EXPOSICIÓN ''DETECTAMOS UN ATOMO ENTRE UN MILLÓN''

    La primera exposición temporal, coincidiendo con la inauguración fue la llamada "Detectamos un átomo entre un millón". La dirección científica de la cual fue del Laboratorio Ambiental de Mina, Aigües de Terrassa y en el proyecto colaboró Marc Boada, divulgador científico y presentador del programa Quèquicom, que junto con su equipo diseñó los contenidos y los aspectos didácticos del nuevo espacio.

    El programario didáctico de esta exposición fue:
     
    Detectamos un átomo entre un millón ... o más!
     
    En los laboratorios de Mina, Aigües de Terrassa se utilizan instrumentos de control de una extraordinaria sensibilidad. Esto garantiza un control exhaustivo del suministro. Esta miniexpo puso en valor el importante esfuerzo científico que realiza Mina, Aigües de Terrassa para asegurar la calidad del agua.
     
    1 / Agua más o menos sabrosa
    El agua natural perfectamente saludable que bebemos no puede ser químicamente pura; sería insípida y nada buena para el organismo ya que alteraría la concentración de sales y otros compuestos. En las aguas minerales podemos encontrar casi toda la tabla periódica!
     
    2 / Algunos elementos son necesarios, pero sólo en cantidades minúsculas
    Ciertos elementos, como por ejemplo el selenio o el cobre, son necesarios para nuestro organismo; pero sólo en pequeñas cantidades, ya que un exceso podría ser tóxico. Por ello, analizamos exhaustivamente el agua y en garantizamos los valores adecuados. Se utilizan aparatos capaces de detectar una parte por millón!
    Como es el espectrofotómetro ICP-AES que permite la detección simultánea de casi todos los elementos de la tabla periódica, desde niveles de tanto por ciento hasta niveles de partes por millón (ppm).
    ¿Qué es una parte por millón?
    Pues, por ejemplo, un solo cristal de azúcar de entre todo un kg!
     
    3 / Los elementos se combinan y forman compuestos
    El agua no sólo lleva metales, también incorpora compuestos, tanto inorgánicos como orgánicos. Muchos de ellos son inofensivos, otros se deben vigilar.
    El agua disuelve las sales del cauce de los ríos y de los acuíferos; como el carbonato cálcico que se encuentra en la cuenca del río Llobregat. Es inocuo y evita la corrosión de las tuberías.
    Por otra parte, hay que controlar con toda precisión la presencia de compuestos tóxicos que puedan contaminar el agua. Por lo tanto, hay que afinar aún más el análisis.
    El cromatógrafo de gases está destinado a la determinación de compuestos (volátiles halogenados) como el cloroformo, el tricloroetileno y el percloroetileno. Este aparato es capaz de detectar una parte por billón (ppb)!
    ¿Qué es una parte por billón? Como una partícula de polvo de talco de entre un kg.
     
    4 / La precisión puede ser aún un millón de veces mayor
    Algunos compuestos, como los insecticidas, son totalmente indeseables y hay que llevar al límite la capacidad de detección.
    El cromatógrafo de gases-masas es un aparato de última tecnología que permite analizar un amplio abanico de sustancias químicas orgánicas. Detecta una parte por trillón!
    ¿Qué es una parte por trillón? Cuando te miras al espejo estás observando decenas de billones de células. Detectar una sola célula entre los 200.000 habitantes de Terrassa, esto es aproximadamente una parte por trillón (ppt)!
     
    5 / Todos estos controles garantizan agua de calidad
    Con estos controles y capacidad de análisis, Mina, Aigües de Terrassa garantiza una perfecta calidad química del agua. Probemos-la.

    Aspectos de la exposición

    Aspectos de la exposición

    Aspectos de la exposición

    Aspectos de la exposición